jueves, 18 de agosto de 2011

The Future Is Unwritten


Estuvimos viendo este interesante documental estrenado en el Festival In-Edit en 2007 que ganó el premio al Mejor Documental Musical en los British Independent Film Awards y recibió muy buenas críticas en su día. A mí -sin contar con el típico cut&paste marca de la casa de Julien Temple, que a veces mola y a veces cansa- me gustó por la clásica linea rise&fall de grupo musical, por el dilema punk-mainstream tan de The Clash y de tantos grupos musicales que optaron por una clara y frontal lírica combativa y por muchas otras cosas.
A veces pienso que ningún líder de banda rock sabe crecer, a veces pienso que es mejor desaparecer cuando estás en la cima y evitar convertirte en Bono alguien similar. A veces pienso que las diferencias irreconciliables de los grupos son gilipolleces, y a veces no. Es muy jodido estar en una banda de rock, y ni te cuento en The Clash.
Talento, carisma, bollocks y attitude en 1977: una bomba de relojería fina.
¿La ética punk puede compaginarse con viajes en limusina? ¿Qué demonios significa "ética punk"? A veces pienso que una conversación seria de vez en cuando arregla muchas cosas. Y duele, claro, pero salen los problemas a la superfície, que ya es mucho. Conversaciones con sus padres al respecto de la muerte prematura del hermano, con ese desgraciado de manager que tuvieron, con el talentoso Mick Jones antes de darle la patada definitiva.
¡Venga, hombre, que había un mundo más allá de tu ego, Joe!
También es harto irritante el temita "todos sentaditos junto al fuego recordando al amigo Joe". Eso no me cuadra viniendo de Julien Temple. Por no hablar de la redención de chichinabo de mencionado Strummer. ¿Las raves de los noventa lo salvaron de la resaca punk? ¿Los Mescaleros? No me hagáis reir...
  • Amiguetes y testimonios que aparecen en el documental: Terry Chimes, Mick Jones, Topper Headon, Jim Jarmusch, Dick Evans, Don Letts, Flea, Bono (por favor, que le prohíban volver a tener un micrófono delante de su boca para el resto de su vida), Steve Buscemi, John Cusak, Matt Dillon, Bobby Gillespie...
  • Ausencias: muchas, y sobre todo de coetáneos suyos, claro. Me hubiera gustado ver a Siouxie, a Rotten, a los chicos de The Damned, o Buzzcocks, o Ramones. También algunos herederos directos del legado "político" de The Clash. Ergo: Manic Street Preachers. ¿A nadie se le ocurrió pensar en ellos?
  • La ausencia, inexplicable: PAUL SIMONON, el bajista de The Clash. ¿Alguien puede explicarme qué ha pasado? ¿No quiso declarar? ¿No sabe hablar? ¿No contaron con él? Hombre, es EL BAJISTA de la banda, personaje temperamental, icono punk clave de la historia del idem. Estoy convencido de su papel determinante en la historia de la banda, pero no sabemos nada, y eso me cabrea.

Aquí completito, para quien tenga ganas y tiempo:


Joe Strummer - The Future Is Unwritten (Documental) from hardcorepunkarg7 on Vimeo.

1 comentario: